O COUREL

Un paraíso natural milenario de montaña, bosque y pizarra en el corazón de Galicia.

Aldea do Mazo se encuentra ubicada en el corazón de la Serra do Courel, el último bosque gallego, que conserva su configuración primitiva y una gran diversidad de flora autóctona de la zona.

Entre las provincias de Lugo y Orense y, a pocos kilómetros de León, se encuentran estas más de 21.000 hectáreas de naturaleza primigenia, atravesadas por el río Lor y presididas por las majestuosas cumbres de Formigueiros, Montouro y Pía Paxaro, montes de más de1.600 m de altura.

Pasar unos días en O’Courel, significa tener la posibilidad de recorrer más de 90 km de rutas de senderismo y descubrir, entre otras, la joya botánica de la Devesa da Rogueira, deleitarse paseando entre frondosos bosques de castaños centenarios, bañarse en las lindes del Río Pequeno, adentrarse en un mundo mágico de tradiciones y leyendas y permitir que cuerpo y mente se inunden de la inmensa paz, el absoluto silencio y la calma que se respira en el entorno.

Podemos seguir dejándonos impresionar por las maravillas de la naturaleza en Val das Mouras, un bosque mágico lleno de increíbles cuevas rodeadas de musgo, donde incluso llegaron a vivir personas hace ya muchos años; o dando un paseo hasta Fervenza de Vieiros, un hermoso salto de agua en medio del bosque; o visitar el lago glaciar de Lucenza, uno de los pocos lagos de origen glaciar que quedan en España, con una antigüedad de más de 16.000 años.

Si lo que nos emociona es la riqueza etnográfica, existen más de 40 aldeas a visitar en la zona. Destaca Seceda, la aldea con mayor valor etnográfico de toda Galicia, gracias a que estuvo alejada de las vías de comunicación durante mucho tiempo. Pero se puede hacer una preciosa ruta completa descubriendo también Vilela, Ferreiros, Villamor y Froxán, la aldea milagrosa, pues a su entrada se encuentra la “Fonte do Milagro” llamada así por sus aguas curativas.  En esta localidad se organiza la “Pisa da Castaña”, el primer sábado de diciembre, fiesta sin igual para conocer el proceso de secado de la castaña.

Asimismo, en noviembre, en Folgoso do Courel, tiene lugar la “Festa da Castaña”, festival gastronómico alrededor de este producto autóctono.

Y es que la castaña es muy importante en todo el Courel, como se observa en O Pontón, un precioso local donde calmar la sed, con una característica muy peculiar: todo el mobiliario está realizado con madera de castaños de forma artesanal, pero ni uno solo de ellos ha sido talado para tal fin. Toda la madera ha sido tomada de castaños quemados en incendios o caídos por el viento. Una expresión de amor por la naturaleza sin igual, que visitan turistas de todo el mundo.

Sorprendentes son también, las vistas de los meandros del río Lor desde el Castro celta de Vilar que, junto a Castro da Torre y Castro de Brío, configuran los castros celtas rehabilitados más interesantes de la zona.

En definitiva, llegar hasta el último bosque de Galicia es adentrarse en siglos de historia,  siguiendo los pasos humanos de celtas y romanos, pero también los del oso cavernario en las cuevas de la zona…Si amas la naturaleza, estás invitado a dejarte sorprender y emocionar en el Courel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies